Qué es el SEO negativo y qué hacer ante un ataque

El SEO retorcido para dañar puede ocasionar inmensos dolores de cabeza a todos los usuarios dedicados a tiempo completo al desarrollo Web. Aprendamos aquí todo sobre el SEO negativo, su definición, los indicios de su presencia y las acciones a tomar.

SEO negativo: la lucha sucia en el terreno cibernético

Todos conocemos el lado luminoso del SEO (SearchEngineOptimization). Sus estrategias conducen de manera sutil al usuario hasta la página Web que defendemos, logrando obtener lectores recurrentes y consumidores dedicados.

El trabajo de sus expertos hace que la capacidad de difusión sea máxima y que la legibilidad del contenido en sí esté en sus niveles más altos. Todo acaba valiendo la pena con un SEO bien labrado. Pero siempre existe quien se dirige al lado oscura de la fuerza SEO, por decirlo así. Este es el SEO negativo. ¿Qué es exactamente? ¿De qué manera se presenta?

El SEO negativo o Black Hat SEO puede definirse como una estrategia maliciosa para hacer caer el posicionamiento en la Web obtenido por un desarrollador rival. Se trata realmente de una guerra sucia comparable al sabotaje para obstruir la visibilidad construida con esfuerzo SEO durante un posible largo tiempo.

De esta manera las oportunidades ajenas se reducen en la selva Web, mientras que se abre un amplio espacio para las propias. No es una práctica respetable o siquiera legal, pero en muchas ocasiones gente inescrupulosa lo hace funcionar para imponerse en competencias hostiles.

Si bien el SEO negativo es una realidad en el mundo digital de red, se ha cuestionado bastante la magnitud de su presencia y el hecho de que pueda realmente explicar cada bajón que sufra un emprendimiento en términos de visibilidad en la Web.

A veces un SEO oscuro funciona como chivo expiatorio para fallas propias de estrategia que el webmaster se niega a reconocer. O bien se trata simplemente de algún conflicto temporal con una actualización del algoritmo en los motores de búsqueda, sobre todo el de Google, algo de lo cual no puede culparse a alguna parte interesada en nuestra destrucción.

La razón por la cual la confusión es constante en torno al SEO destructivo es su difícil detección, una vez empieza a actuar sobre nuestros sistemas. Se tiene que hilar bastante fino para descubrir la mala intención detrás de resultados negativos que parecen a primera vista, naturales.

Indicios de estar sufriendo una actividad de SEO negativo

Veamos algunos ejemplos de elementos que pueden hacernos sospechar de estar siendo víctimas de una estrategia de SEO maligna. Varias no son observables a simple vista en el manejo cotidiano de la Web y requerirán de herramientas especializadas de análisis. También puedes rellenar nuestro formulario de contacto si tienes alguna duda.

Descenso súbito del tráfico orgánico

El primer indicio de un posible ataque de SEO negativo puede observarse en el apartado del tráfico orgánico en el sitio Web. Bajo una estrategia negativa se podrá ver un descenso brusco e inexplicable del tráfico usual hacia la página. Se trata de algo que no puede ser atribuido a cambios técnicos sobre el sistema que haya ejecutado el propio administrador.

Tampoco a las ya mencionadas actualizaciones regulares de algoritmo que impone Google, por ejemplo. Es una caída en picada de origen totalmente desconocido.

Aparición de enlaces spam en tus Anchor texts

Otro factor a observar es la aparición súbita de enlaces spam que apuntan hacia tu sitio Web sin tener ninguna relación con su tema principal y sin que nadie del equipo de trabajo lo haya decidido así.

A través de cualquier herramienta de análisis SEO, puede verse de repente en la sección de Anchor texts una serie de palabras asociadas que pueden resultar bastante dañinas para nuestro posicionamiento en el motor de búsqueda.

Puede tratarse de frases relacionadas con el mundo de las apuestas, con búsquedas sobre aspectos del universo pornográfico o bien con medicamentos de dudosa efectividad o procedencia. Todas estas conexiones de spam pueden hacer que se desplome por completo nuestra visibilidad en las búsquedas promedio del usuario.

Aumento inusual de los referringdomains

El número de referringdomains suele ser también un escenario donde pueden identificarse fácilmente pistas de un ataque. Siendo sitios Web desde donde se proveen links para llegar a nuestro sitio Web, suelen ser bastante útiles para lograr un nivel de visibilidad bastante amplio.

Pero en una estrategia negativa estos domains pueden ser los primeros afectados para hacerse nocivos.

Podremos ver en nuestras mediciones a partir de cualquier herramienta sencilla de SEO que nuestras referringdomains han pasado de ser unos cientos a convertirse en una masa de miles y miles de sitios ignotos que dirigen hacia tu página. Dada la bajísima calidad de estas miles de páginas Web, este sinnúmero de links nos hará descender también en las búsquedas generales.

Extraños URL en la búsqueda sobre nuestro sitio web

De igual manera, las URL de formato extraño que aparecen en Google cuando hacemos una búsqueda sobre nuestra Web son un indicativo bastante claro de estrategias negativas en nuestra contra.

Vemos cómo aparecen de manera inesperada largos links en idiomas que nos son desconocidos, como japonés o ruso, repletos de largas hileras de números y contenido de publicidad barata de pésimas visuales.

Se le ha inyectado desde fuera, de forma artificial, contenido exótico al indexado de nuestra Web. Y esto afecta gravemente a nuestro desempeño en términos de SEO positivo.

Mensaje de advertencia de Google SearchConsole

Por último, en ocasiones no habrá que buscar realmente por pistas de ataque, pues el propio motor de búsqueda te lo informará. Google hace esto usualmente a través del sistema de Google Search Console.

Es posible que encuentres un día un mensaje del buscador informándote que ha detectado un patrón de links artificiales o antinaturales apuntando hacia tu sitio Web y por ello ha decidido marcar manualmente como spam a la página entera o partes de ella.

No hay nada más que descifrar: el buscador ha tomado acciones contra ti por culpa de links artificiales con los cuales no tienes nada que ver y que nunca te habías planteado crear. El SEO negativo articulado por entes maliciosos ya ha caído sobre tu cabeza.

Distintos tipos de ataque de SEO negativo que puede sufrir tu Web (H2)

Ya hemos visto las huellas que puede dejar un ataque de este estilo en nuestra página Web. Ahora debemos ir al inicio e identificar las distintas maneras en que puede plantearse y ejecutarse. ¿Cómo hacer un SEO negativo? Existen varias posibilidades, como veremos a continuación.

Reseñas negativas artificiales contra tu página Web

El universo Web está repleto de sitios de reseñas sobre virtualmente cualquier ámbito, desde tiendas deportivas hasta películas o videojuegos. Pero dado que la mayoría se encuentra abierta a todo tipo de usuarios sin demasiado control, suelen ser vulnerables a campañas orquestadas para bajar la calificación de algún producto rival.

Así, un film o una marca pueden amanecer de repente con miles de reseñas deplorables escritas o puntuadas por usuarios inorgánicos, que se mueven como mercenarios de un producto a otro para dejarlos en una estrella, por mencionar un sistema de calificación recurrente.

Lo mismo puede ocurrir con nuestra página Web, con miles de falsos usuarios señalándola como poco segura o engañosa. Un ejercicio continuado de esta práctica por varias semanas sin que nadie dé la alarma y veremos como nuestro posicionamiento en las búsquedas se resiente gravemente por la caída de reputación, fabricada de forma artificial pero de resultados muy reales.

Solicitudes fraudulentas para eliminar backlinks que dirigen a nuestra página

Como hemos señalado antes, parte integral de nuestra expansión por la Web en términos de visibilidad se basan en las referringdomains, páginas ajenas que generan links hacia nuestra Web, denominados backlinks. Este será otro aspecto importante al cual un atacante de SEO dirigirá su puntería.

El método probable para resentir nuestras alianzas es suplantar la identidad de nuestra Web y hacer contacto con los domains que difunden los enlaces para que dejen de hacerlo a la brevedad con cualquier pretexto técnico. Suena retorcido, pero muchas campañas con intereses enormes de por medio están dispuestos a llegar a este extremo de manipulación.

Fabricación de enlaces spam con Anchor texts negativos como backlinks

Este escenario ya lo habíamos abordado como indicio fundamental de malos manejos sobre nuestra Web desde afuera.

Los backlinks tóxicos, rellenos con todo aquello que el motor de búsqueda identifica como pernicioso o ilegal, pueden generarse desde múltiples escenarios, como las redes de blogs públicos (PBNs), las llamadas links farm (granjas de enlaces) o el software automatizado de difusión de contenido.

Miles y miles de backlinks con spam inyectados de esta manera artificial harán el mayor daño posible en nuestra visibilidad en la red.

Creación de duplicados de tu página Web

Otra táctica de SEO negativo bastante radical es la clonación de un sitio Web o al menos partes de él, para luego distribuir estas copias por todo el universo de Internet.

Esto genera no solo confusión entre los visitantes potenciales del sitio, sino también penalizaciones por parte del motor de búsqueda, que lo identifica automáticamente como un intento de fraude por parte del autor original de la página Web.

Puede ser un ataque bastante engorroso de resolver y Google, por ejemplo, puede tardar bastante en atender la denuncia con respecto a la suplantación.

Solicitudes fraudulentas de eliminación de páginas por DMCA

La ley DMCA (Digital Millennium Copyright Act) es una legislación americana por medio de la cual algún usuario afectado por una página Web que se encuentre infringiendo sus derechos de autor puede denunciarla para forzar la eliminación, al menos de la publicación donde se haya producido la violación. Google ofrece un formulario específico para este proceso.

El problema es que usuarios malintencionados dentro de una estrategia para dañar una Web pueden hacer cientos de estas denuncias para ir eliminando publicación tras publicación de tu sitio con la ayuda de Google.

Hackeo completo de tu sitio Web

Si hablábamos de tácticas extremas, pues el hackeo entero de toda tu página Web puede llevarse la palma. Se trata del método más complicado y costoso para el atacante, pero en algunas ocasiones pueden sentir que el resultado negativo bien vale la pena el gasto.

Evidentemente, la consecuencia más inmediata de un hackeo es el descenso de visibilidad y visitas desde buscadores, bajo la marca de piratería de Google. Recuperar la Web puede ser un vía crucis de meses. Así que las medidas de prevención no pueden escatimarse.

Algunos métodos de protección contra el SEO negativo

Vistos los indicios y los métodos de ataque, resultará útil terminar con la enumeración breve de algunas medidas de protección para el SEO negativo.

Vigila tus backlinks

Como hemos visto, los backlinks pueden ser de los elementos más vulnerables de tu estrategia SEO. Enfócate en captar regularmente los backlinks tóxicos mediante herramientas como Backlink Audit y de desautorizarlos una vez captados mediante otra herramienta llamada Disavow.

Asimismo, en Backlink Audit pueden seguirse los backlinks valiosos, para asegurarnos de que no han sido objeto de alguna solicitud de eliminación fraudulenta y siguen allí.

Monitoriza tus reseñas

Para que las reseñas negativas artificiales no influyan sobre tu audiencia potencial disminuyendo tráfico y visibilidad, debes examinar regularmente las puntuaciones que recibes online, buscando indicios de campaña sucia.

De encontrarlas, se puede informar al administrador del sitio de reseñas para que elimine este tipo de opiniones fabricadas una vez sea comprobada su falsedad.

Ubica siempre tus duplicados

Para captar la posible existencia de un contenido idéntico a tu Web, puedes utilizar regularmente herramientas como Siteliner o Copyscape. Una vez detectado un duplicado, puede reportarse mediante formularios de Google o bien informar del hecho directamente al responsable del alojamiento de la Web duplicada.

Evita el hackeo completo

Por último, es necesario revisar constantemente tu Web con auditorías para evaluar la posibilidad de hackeo. Esto puede hacerse con páginas como isithacked.com, programas descargables de análisis o con las notificaciones regulares de Google Search Console.

En el siguiente vídeo puede verse un buen resumen de todo lo expuesto. Hasta aquí nuestro artículo sobre SEO negativo. Hasta pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra